​​​​Las Noticias al día con Jose Lapiz 

Por su parte, la vicecanciller de Honduras, Nelly Jeréz, negó que se esté formando la enorme caravana de migrantes hondureños que buscan cruzar hacia Estados Unidos.

 Al respecto señaló:

No tenemos nada de eso, no tenemos ningún indicativo de ello”, y lamentó que ese tipo de informaciones “lo que hacen más bien es promover que la gente salga”, -expresó al diario La Prensa de Honduras-.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, advirtió que se tiene noticia sobre la conformación de una nueva caravana de migrantes conocida como: "caravana madre" y mencionó que en colaboración con las autoridades estadounidenses han descubierto que son distintos grupos delictivos que están detrás de esta caravana.

México se prepara para recibir la "caravana madre" con 20.000 migrantes centroamericanos

Esta caravana se aproxima a México, pero esta vez con mayor número de personas. La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero alertó que en Honduras ya se están preparando 20,000 personas para cruzar a Estados Unidos utilizando a México -como puente-, para lograrlo.  

Pide a los gobiernos del llamado Triángulo Norte a que hagan lo que les corresponde para detener este movimiento.

También dijo que las personas deben tener mucho cuidado de las mafias pues brinda rutas de camiones donde les aseguran llevarlos desde Tapachula hasta la región fronteriza norte.

Sánchez Cordero manifestó la necesidad de detener los flujos irregulares de migrantes, razón por la cual México dejará de otorgar visas humanitarias y en cambio entregará permisos de visitante y de trabajo. La frontera Sur, -expuso-, no se militarizará, simplemente se tendrá una migración segura y ordenada.  

La titular de la Segob dijo que si sigue esta situación, al terminal el año se tendría una cifra de 900,000 migrantes intentando entrar a Estados Unidos lo cual pone a México en una situación complicada pues ha sido un país actualmente funge como intermediario entre los países de Centroamérica y Estados Unidos convirtiéndose en un país de tránsito.


Este comentario lo señaló Olga Sánchez Cordero luego de participar en la XXXII (32) Consulta Nacional Jurídica y Fiscal de Iglesias Cristianas Evangélicas.

Foto: Jose Luis Gonzalez / Reuters